Licenciatura en Enseñanza y Aprendizaje de la Formación Ética y Ciudadana en Educación Secundaria


En las sociedades actuales es impensable considerar que se puede vivir en armonía sin que se reconozcan las diferencias que no son inherentes y propias; si no asumimos que es parte de nuestra identidad el ser diversos y a la vez, que esas diferencias no hacen a todos requerir de un marco universal de respeto a los derechos humanos.
 
Lograr sociedades democráticas y particularmente ambientes educativos armónicos y de sana convivencia, pasa entonces por la necesaria formación ética y ciudadana de los niños, niñas y jóvenes.

La Licenciatura en Enseñanza y Aprendizaje de la Formación Ética y Ciudadana pretende desarrollar en las y los futuros docentes la comprensión, aprecio y capacidad para el ejercicio y la enseñanza de la ciudadanía democrática, lo cual supone el fortalecimiento de la persona como sujeto moral y sujeto de derechos, que ejerce su autonomía moral y política contribuyendo en la construcción de la democracia, entendida como un régimen político que emana de la soberanía nacional, tiene como sujeto principal al ciudadano(a) y como finalidad la realización de la ciudadanía integral (civil, política y social); que se formaliza en un Estado de Derecho, caracterizado por organizar las relaciones de poder en la sociedad de tal forma que no sólo no vulneren los derechos sino que estas relaciones sean un instrumento central para su expansión. Esta característica fundamental de la democracia, permeando en las formas de convivencia social a manera de cultura, hace que sea tanto régimen como forma de vida. (O’Donnell, 2004).


Competencias profesionales

  • Utiliza conocimientos de la formación ética y ciudadana y su didáctica para hacer transposiciones de acuerdo a las características y contextos de los estudiantes a fin de abordar los contenidos curriculares de los planes y programas de estudio vigentes.
  • Diseña los procesos de enseñanza y aprendizaje de acuerdo con los enfoques vigentes de la formación ética y ciudadana, considerando el contexto y las características de los estudiantes para lograr aprendizajes significativos.
  • Evalúa los procesos de enseñanza y aprendizaje desde un enfoque formativo para analizar su práctica profesional.
  • Gestiona ambientes de aprendizaje colaborativos e inclusivos para propiciar el desarrollo integral de los estudiantes.
  • Utiliza la innovación como parte de su práctica docente para el desarrollo de competencias de los estudiantes.
  • Actúa con valores y principios cívicos, éticos y legales inherentes a su responsabilidad social y su labor profesional con una perspectiva intercultural y humanista.

Competencias disciplinares

Las competencias disciplinares ponen de relieve el tipo de conocimientos que en el ámbito de los campos de formación académica requiere adquirir cada docente para tratar los contenidos del currículum, sus avances en campo de la ciencia, la pedagogía y su didáctica.

  • Debate sobre el desarrollo sociocultural de las y los adolescentes y jóvenes como sujetos de derechos, así como las posibles condiciones de riesgo psicosocial que enfrentan, con objeto de favorecer el desarrollo de habilidades socioemocionales coadyuvantes en la prevención de la violencia.
  • Acompaña el proceso de construcción de la identidad personal y ciudadana de adolescentes y jóvenes para que realicen acciones de intervención en la vida social, desde la perspec- tiva de los derechos humanos.
  • Valora a los derechos humanos como un sistema ético y jurídico, en permanente construcción, necesario para asegurar la dignidad humana y orientar la convivencia democrática.
  • Argumenta con un sentido crítico que la democracia es una forma de organización del poder cuya finalidad es la construcción de una ciudadanía: informada, activa y corresponsable.
  • Fundamenta la importancia de promover una vida incluyente basada en el respeto y valoración de ideas, costumbres y diversas formas de pensar para rechazar todo tipo de discriminación.